Pensar en cómo decorar nuestro hogar puede sentirse como todo un desafío en las condiciones actuales, ya que existen montones de estilos y cada uno de ellos parece ser el más funcional y atractivo de todos. Por eso es importante evaluar las ventajas y desventajas de las cocinas blancas antes de iniciar el proyecto que la instalaría en tu hogar. 

Pues con un buen análisis previo evitas sentir inconformidad con el resultado final. Es decir, terminas eligiendo una alternativa que, si cumple con todas tus expectativas, tanto de uso diario como de estética y belleza.

Ventajas

  • Mantienen la claridad del espacio: El blanco atrae la luz, este es un hecho que se ha comprobado en la teoría de colores, y por ello una cocina blanca encierra la claridad con mucha eficiencia. Si tu hogar carece de la entrada de mucha luz natural, un mobiliario en blanco te ayudará a que la visibilidad se mantenga incluso en las tardes nubladas o en las oscuras noches.
  • Facilitan la limpieza: En una superficie blanca, todo se nota, desde el rayón más mínimo hasta la mancha más pegajosa y grande. De modo que limpiar una cocina fabricada en tonos blancos y claros es un trabajo sencillo. Lo cual es un factor muy agradable para quienes disfrutan mantener el orden y la pulcritud en todo momento.
  • Se percibe más amplitud en el lugar: Un espacio con las paredes en blanco se percibe mucho más amplio ante la vista humana. Lo cual es un detalle muy conveniente si la habitación disponible para tu cocina carece de suficiente metraje o tiene una forma angosta y lineal.

Desventajas

  • Son más susceptibles a los accidentes: Si una superficie blanca se quema o se parte, es indudable que el defecto se notaran mucho más en comparación a un ambiente más oscuro. Por ello, es necesario tratarlas con un poco más de delicadeza si quieres que su vida útil se alargue por muchos años.
  • Necesitan de otros elementos oscuros para encontrar un equilibrio: Demasiada blancura puede dar una imagen fría e incluso vacía de un lugar, casi como si estuviera incompleto. De modo que, para terminar el estilo de tu cocina blanca, necesitarás de algunos detalles oscuros para que se equilibre el ambiente. Pueden ser unos cojines para las sillas, una pintura para la red, o electrodomésticos con tonos llamativos y contrastantes.

Te invitamos contactar con nosotros si te interesa un asesoramiento personalizado sobre cómo diseñar una cocina blanca. En Cocinas Amcona estaremos encantados de poder ayudarte.

Call Now Button